Masaje ayurvédico


Beneficios del Masaje Ayurveda

El masaje ayurvédico obtiene su nombre de la “Ayurveda“. El  Ayurveda se traduce del sánscrito “Ciencia de la vida” (Ayur=Vida, Veda=Ciencia) y utiliza sólo productos naturales y plantas. Existen diferentes tipos de masaje ayurvédico: “Abyanga o Abhyanga”, masaje de base con aceite sobre todo el cuerpo, “Shirodhara”, masaje que vierte un chorro de aceite sobre la frente, o “Kansu”, masaje de la planta de los pies con un tazón.

El masaje ayurvédico ayuda a armonizar los tres elementos constitutivos del ser según los principios de la Ayurveda: VATA (Aire, energía del movimiento. Sistema nervioso y hormonal), PITTA (Fuego, energía de la transformación. Sistema digestivo y enzimas), KAPHA (Tierra, energía de la cohesión. Los fluidos). Este masaje es un precioso y eficaz apoyo en caso de cansancio, insomnio, anquilosis y depresión.

El masaje ayurvédico es individualizado y adaptado a la constitución del paciente y a sus desequilibrios. Y es que si el masaje no está equilibrado y es inadecuado, puede agravar los “doshas” (fuerzas vitales principales del cuerpo) y provocar desequilibrios físicos y emocionales.

El objetivo principal del masaje ayurvédico, es reestablecer el equilibrio del organismo y mantener la salud física y mental y combatir por tanto el estrés para ello toma en cuenta los puntos vitales del cuerpo llamados marmas.

El masaje ayurvédico nos otorga múltiples beneficios:  Desde generarnos emociones positivas y aliviarnos del estrés hasta actuar  sobre el sistema circulatorio, linfático, nervioso y energético. Además es uno de los métodos más eficaces para luchar contra el envejecimiento de la piel, nutriéndola y purificándola a nivel celular. Recientemente los científicos,  han descubierto que el masaje ayurvédico reduce la actividad de los radicales libres, uno de los factores desencadenantes del envejecimiento celular, el cáncer y las enfermedades cardíacas.

A continuación le mencionamos algunos de los beneficios que entrega esta técnica de masaje:

•    Armonización integral de la persona
•    Desarrollo espiritual
•    Mejoría de la visión, postura corporal y estructura ósea
•    Mayor resistencia a enfermedades
•    Retraso del envejecimiento
•    Mejoramiento del flujo energético
•    Armonización del sistema linfático y sanguíneo
•    Flexibilidad muscular
•    Eliminación de toxinas
•    Mejoría del sistema nervioso
•    Eliminación de la fatiga
•    Relajación

Masaje ayurvédico